MANUAL PARA EL DIÁLOGO

dialogok

MANUAL PARA EL DIÁLOGO

De poco sirve el diálogo si no lo acompaña una voluntad cierta de llegar a algún tipo de entendimiento. Por eso, los encuentros que Gobierno y oposición llevan a cabo en Venezuela parten con el pecado original de querer imponer cada uno de los bandos sus convicciones sin ceder en nada al contrario. Venezuela está más necesitada que nunca de un gran acuerdo nacional, de una especie de ley de la reconciliación que permita a unos y otros poner el marcador a cero. Todo en esta vida se puede graduar y medir.

El conflicto político en España no tiene nada que ver con el venezolano, pero también aquí nos hemos hartado de apelar a la conjugación del verbo «dialogar». Propiciar pactos, buscar el bien común, defender el interés general… son ideas eternas en las que, salvando las enormes distancias entre nuestro país y el régimen bolivariano, debemos poner todo nuestro empeño en aras de la democracia. En Venezuela está todo por hacer, pero en nada se avanzará sin una firme voluntad de perdonar y olvidar por ambas partes.

El Astrolabio ABC

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*