MÁS CASTA, QUE NUNCA

comunistas

MÁS CASTA, QUE NUNCA

Cada día que pasa, los ciudadanos se hacen una idea más clara de lo que es y representa Podemos. Es el viejo concepto de progresía: «El quítate tú, que me pongo yo». A poco más se reduce el ideario de un partido que nació por los daños de la crisis y el despiste ideológico del PSOE zapaterista, verdadero embrión de la nueva extrema izquierda española. A partir de ahora, tras la pelea de gallos que han amplificado las televisiones, el partido neocomunista ya no podrá hablar de casta.

Forma parte de ella. En el fondo del debate, se guarecía el ansia por tener el cargo remunerado, aderezada con un nivel de soberbia desconocido hasta el momento, al menos desde la oposición. Cuando se gobierna sí que la arrogancia engorda por días. Así pues, la formación morada ya pertenece a la categoría de política vulgar, que tantos años nos acompañó. Ahora veremos cómo gestionan los ganadores la victoria, y los perdedores, la derrota. Vencer la vanidad es casi tan difícil como sobreponerse de un fracaso. Mientras la economía mejore, sus expectativas bajarán… como las audiencias.

El Astrolabio ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*