Mentes y corazones

rajoyñ

El poder no es lo que era. Las victorias electorales aplastantes han pasado a la Historia. El Partido Popular debe entenderlo sin traumatismos, sin derrotismos, mirando al frente, cambiando el paso, levantando la cabeza y exponiendo incansablemente de dónde venimos y dónde estamos. Pero, más decisivo aún: hacia dónde vamos.

Porque la tarea está inacabada. Era titánica. Porque la reunión de Toledo ha servido no sólo para hacer una demostración de fuerza en el final de una semana delicadísima y adversa. Más relevante: para que cristalice irreversiblemente la idea de que en absoluto hay motivos para avergonzarse de lo que el Gobierno ha hecho en esta ya agonizante legislatura. Antes al contrario.

No. No hay razones objetivas para que cale la propaganda disparada por las baterías antiaéreas desde..

Alfonso Merlos ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*