Miedo al debate

fisicok

Con frecuencia el recurso a la propaganda revela la falta de ideas y argumentos. También en política. O especialmente. Y ahí vuelve a estar el PSOE, como en los peores tiempos de Zapatero (¡quién lo diría!). Toca martillear al personal para inocular el titular falaz de que el Partido Popular, ante la imposibilidad de cambiarse a sí mismo, se entrega a cambiar la Ley Electoral para consumar una especie de pucherazo anticipatorio. Y no es así. Ni de lejos. Lo prueban los guarismos y el análisis que hoy concreta LA RAZÓN. De revolución o revolcón o tsunami en la ecuación de gobierno de las instituciones de media España, nada de nada. Al contrario, el valor dominante sería el de la estabilidad y la continuidad. Y eso sí, la corrección que las nuevas reglas establecerían sobre ayuntamientos hoy.

Articulo de Alfonso Merlos en el diario La Razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*