MILITANTES O VOTANTES

militantes

MILITANTES O VOTANTES

Se equivoca Pedro Sánchez cuando confunde a los militantes de su partido con los votantes socialistas. Los primeros le dicen que no apoye al PP, los segundos no entienden que España esté todavía sin Gobierno. Son, sin embargo, estos últimos, el anónimo ciudadano que deposita en la urna su papeleta con las siglas del PSOE, el que de verdad posee ese poderoso instrumento que en democracia es el voto. Sánchez, salvo sorpresa de última hora de Ciudadanos -que yo no desecharía-, cree que unas terceras elecciones le van a resultar más favorables. Calcula, acertadamente, el declinar de la extrema izquierda de Podemos e interpreta mal los cantos de sirena de su círculo más próximo.

Pecado, este último, muy frecuente entre los políticos, tan dados al autoengaño de observar la realidad sin perspectiva ni distancia y sin aceptar voces contrarias. Por eso le propongo a Sánchez que escuche más al votante que al militante. La política no puede concebirse desde la irracionalidad del odio al enemigo, tan propio de la hinchada. Entonces, se corre el riesgo de perder las terceras elecciones por goleada.

El Astrolabio ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*