Movilización Inmoral

titi

Movilización Inmoral.

No es sátira, ni política. No es teatro, ni una torpeza. Es una ofensa, una humillación y un insulto. Y, sin embargo, era enteramente previsible la reacción abyecta, la movilización inmoral de un buen puñado de efebos podemitas y de alguna de las hembras–alfa del tinglado antisistema en defensa de los titiritarras.

No han tenido bastante con arrojar de nuevo basura sobre la imagen de Madrid, con ensuciar las instituciones de la capital, con cruzar líneas rojas que no llevan simplemente a batir la plusmarca de lo improcedente y lo ridículo. Se han apresurado a abrir el paraguas para proteger a estos payasos que coquetean con el delito. Sin asumir la más mínima responsabilidad política.

Alfonso Merlos ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*