MUROS DE ODIO

deminio

MUROS DE ODIO

Me gustaría contarte que confío en ver cómo se solucionan nuestros conflictos. Me encantaría pensar que a la mayoría de nosotros nos resulta absurdo y cansino pelear hasta la ruptura, sólo por vivir en un país que se llame oficialmente

Estado español, o nación de naciones, o federación asimétrica, o comunidad de autonomías. Me ilusionaría creer que las ideas separatistas se curan viajando –y darle así la razón al Nobel Camilo José Cela–, pero la realidad diaria nos pone cada vez complicada esa teoría.

Y la solución a la ecuación que satisfaga a todos todavía nadie la ha encontrado. Ay, España, tierra de inconformistas pasionales, insatisfechos, críticos. Cada hijo tuyo es un mundo. Cataluña se ha convertido en un polvorín de susceptibilidades que veremos si saltan por los aires en septiembre,…

Sandra Golpe ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*