Muy paleto

banderakñ

El gran problema de Mas, delirio, traición y chifladura aparte, es su condición de paleto.

Un paleto sobrado, vigoroso y creciente. Con motivo de la visita del Rey a Barack Obama en la Casa Blanca, Mas ha emitido el juicio que demuestra su incontrolada paletería: «Es formidable que el Rey y el Presidente de los Estados Unidos hayan hablado de Cataluña». No hablaron de Cataluña, sino de la unidad de España. No se pronunció la voz «Cataluña» en ningún momento de la conversación. Pero a Mas le hace ilusión figurarlo, y lo suelta acompañando la fantasía con la sonrisa de la satisfacción.

De todos los dirigentes mundiales, sólo uno, Juncker, se ha referido a una Cataluña separada de España, y no amablemente: «Europa no acepta una Cataluña independiente». Ángela Merkel se ha decantado por la legalidad.

Alfonso Ussía ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*