NADA NUEVO BAJO EL SOL

leopoldo

NADA NUEVO BAJO EL SOL

Celebro que Leopoldo López esté ya en su casa con su mujer y sus hijos después de haber pasado más de dos años en la cárcel de Ramo Verde donde aún continúan prisioneros otros políticos y militares venezolanos .

Ahora cumplirá el resto de su condena en arresto domiciliario, y esta noticia ha entristecido a Alberto Garzón que al menos ha tenido la coherente desvergüenza de advertir que han soltado a un golpista, olvidándose de que ese título le corresponde por derecho propio a Nicolás Maduro.

Otros personajes menos conocidos que el sepulturero de Izquierda Unida también han expresado su decepción y tristeza porque haya salido de la cárcel el opositor venezolano, y se han apresurado a ironizar sobre este suceso porque no hay cosa que más le incomode a un liberticida que sus oponentes políticos gocen de libertad, aunque sea vigilada.

Siempre  son los mismos tristes, amargados y resentidos quienes reaccionan así porque necesitan alimentar su úlcera de estomago no vaya a ser que les mejore el carácter.

No es cierto que vivamos unos tiempos peores a otros que permanecen en nuestra memoria. Siempre existieron tipos buenos o miserables, héroes o villanos, gente, gentecilla o gentuza, pero lo que diferencia a los de ahora es que jamás se han jugado el tipo.

El mayor riesgo que corren es el de atragantarse con su propio vómito y no dudan en llamar golpista a un político que no tuvo más arma que su palabra frente a los fusiles de los militares o las pistolas de las bandas de delincuentes alimentadas por los chavistas.

De todas formas no quiero dedicarle un minuto más a los que lamentan la libertad de un político decente, especie que no abunda en demasiados países pero que en Venezuela está floreciendo con la dignidad de quienes se juegan la vida por defender una libertad contra la que trabajan siempre los mismos , allí y acá.

Mis mejores deseos al pueblo venezolano y mi solidaridad con los que arriesgan su vida por defender su libertad.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*