El negro vaticinio de Rubalcaba

fredi

El negro vaticinio de Rubalcaba,

El PSOE ha arrancado la etapa post-Pedro Sánchez con las heridas tan a flor de piel que duele hasta mirarlas. El partido está descalabrado tras su tumultuosa batalla de unos contra otros, y está dividido entre el «no» y la «abstención» a una nueva investidura de Mariano Rajoy.

Ese es el verdadero meollo de la cuestión. La comisión gestora, con Javier Fernández al frente, trata de enfriar el alto grado de temperatura interna, elaborar un plan de reconciliación y manejar los tiempos sobre un axioma: la abstención no significa apoyo al PP, pero evita el desastre de ir de nuevo a las urnas. El ruido de móviles socialistas es enorme, por más que cuando Fernández llama a Sánchez, el ex secretario general del PSOE no le coge el teléfono. Otra pista más de que las relaciones personales entre los mandatarios..

Antonio Martín Beaumont ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*