Ni con camuflaje….puede esconderse

12743658_1680763675499576_2857095035935066208_n

Rita Maestre pidió entrar en coche policial camuflado por el garaje.

 

  • Los escoltas de la portavoz municipal preguntaron a la seguridad del juzgado el día antes del juicio si podía acceder a la sala desde el aparcamiento y evitar el «paseíllo»
  • También solicitaron una sala aparte para no permanecer en el pasillo antes de declarar. El juzgado rechazó ese tratamiento vip y tuvo que entrar como cualquier acusado.

Había reconocido que estaba nerviosa y que, por primera vez en su vida, sentía «presión». A la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, no le hacía ninguna gracia tener que declarar en un juicio acusada un delito de ofensa contra los sentimientos religiosos por algo que ocurrió hace cinco años en el campus de Somosaguas de la Universidad Complutense. Se enfrenta a un año de prisión y es lógico que le intimide sentarse por primera vez delante de un tribunal. Maestre era consciente de que su declaración en sede judicial iba a ser retransmitida en los informativos de televisión y cada frase que pronunciara sería colgada casi al instante en los perfiles de Twitter de los periodistas que habían acudido a cubrir el juicio y en las web de todos los medios de comunicación del país. Y es que era la primera vez que se juzgaba a un miembro de la nueva corporación municipal del Ayuntamiento de la capital.

La Razón

viñeta de Agustín Muro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*