No eran cuatro golfos

casomo

No eran cuatro golfos.

En materia de corrupción, el tamaño sí importa. Nunca está bonito pero no es lo mismo distraer unos miles de euros de una contrata de basura que organizar una trama para el desfalco de varios centenares de millones, puede que algún millar. Durante más de una década, con dos presidentes distintos, la Junta auspició el desvío «organizado, sistemático y extendido» de ingentes cantidades de dinero público a personas e instituciones «afines políticamente» para «poner en marcha la maquinaria electoral del PSOE». Los entrecomillados pertenecen a distintos autos de la jueza Mercedes Alaya.

Como consecuencia de un lustro de estajanovista instrucción de Alaya, personajes principales del socialismo español se sentarán en el banquillo: dos expresidentes de la Junta y del partido como Manuel Chaves y José Griñan.

 

Lucas Haurie ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*