No te precipites

comprak

No te precipites.

Los ciudadanos te­ne­mos de nue­vo en nues­tras ma­nos el fu­tu­ro de Es­pa­ña. No siem­pre acer­ta­mos en el ca­mino es­co­gi­do. Al me­nos, eso opi­nan aque­llos que se an­gus­tian an­te el ca­lle­jón sin sa­li­da por el que tran­si­ta des­de ha­ce me­ses la po­lí­ti­ca es­pa­ño­la. Otros, sin em­bar­go, en­tien­den que la sa­bi­du­ría del pue­blo re­quie­re de los po­lí­ti­cos más ta­len­to y más ge­ne­ro­si­dad.

Es pro­ba­ble que una vi­sión y la otra pue­dan ser de­fen­di­das pe­ro, en to­do ca­so, los elec­to­res te­ne­mos mu­cho que de­cir. El vo­to pa­ra el 26-J, más que nun­ca, de­be ser res­pon­sa­ble y, so­bre to­do, es ne­ce­sa­rio re­fle­xio­nar an­tes de de­po­si­tar­lo. Tony Blair, tan­tas ve­ces in­vo­ca­do en es­te As­tro­la­bio, ha vuel­to a ver­ter luz en el de­ba­te es­pa­ñol con sus ati­na­das apre­cia­cio­nes so­bre el Bre­xit. El ex­pre­mier di­jo ayer: «Si no es­táis se­gu­ros, no os va­yáis». Pues lo mismo re­co­mien­do yo a mu­chos vo­tan­tes: si no te­néis cla­ro el vo­to, pen­sad­lo va­rias ve­ces.

El Astrolabio ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*