NOMBRAMIENTOS

nombramient

NOMBRAMIENTOS

Desde muy antiguo, se sabe que la democracia es el sistema por el que una mayoría incompetente lleva a cabo el nombramiento de los gobernantes, y no siempre acierta. El refinamiento de semejante aserto es que, ya en cascada, llegan el resto de designaciones, y al ciudadano, incluso al periodista, le gusta que esa elección de segundo orden se oriente al bien común, libre de presiones y alejada de intereses espurios. Sobre todo, si hablamos de algo tan trascendente en las sociedades libres como es la Justicia.

Esa sombra de sospecha sobrevuela siempre como contrapeso en la trayectoria y el quehacer diario de quien toma decisiones muy relevantes en la vida de las personas. La imperfecta democracia le da al legítimo gobierno salido de las urnas la soberanía para adoptar tales medidas, y mucho más para la elección de altos responsables de la conducción de la cosa pública. Pero esa misma democracia resulta cada vez más exigente, afortunadamente, con la limpieza de trayectorias e intenciones de aquellos que nos quieren gobernar.

El Astrolabio ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*