OBAMA EN SU HORTERADA

obamat

OBAMA EN SU HORTERADA

Como cualquier hortera, Obama se ha ido de vacaciones al Caribe. Ayer vimos su foto en las redes sociales, tomada en las Islas Vírgenes Británicas, donde ha acudido invitado por Richard Branson, el multimillonario dueño de Virgin.

La izquierda siempre ha sido muy de vivir de los pobres para luego irse de vacaciones con los ricos. Su negocio es exprimir el desespero de los que sufren para poder vivir como millonarios y entre millonarios. La ostentación a la derecha no se le perdona, aunque se la pague de su bolsillo y la asuma en su discurso. A la izquierda se le tolera sin problema, por mucho que su lujo esté construido sobre el cinismo de explotar sentimentalmente a la miseria y encima en público esté todo el día dando lecciones de humildad.

Mientras el presidente Trump trabaja para reparar los atropellos de Obama, tanto el desastre del Medicare, que ha encarecido los seguros médicos y ha rebajado sus prestaciones; como su terrible política internacional, sobre todo con Israel, Obama se dedica a poner en duda su honorabilidad y su legitimidad, algo que el expresidente Bush hijo nunca hizo con él pese a lo mucho que fue despreciado por los demoócratas.

La deslealtad institucional de Obama con el numerito infame de su despedida tiene el colofón que merece con estas fotos suyas haciendo la mona en el Caribe.

Lo bueno de los horteras es que al final siempre se muestran en toda su cutrez. Basta que un rico les invite para que se desmelenen. Y el espectáculo suele ser extraordinario.

Las fotos de Obama con sus gafas de sol y su chaleco salvavidas reflejan la textura moral de su presidencia, elevada a hito por los mismos que aquí en España dicen que nos trajeron la democracia cuando la verdad es que nos la dejó en herencia Franco, a través del Rey Juan Carlos, tras cuarenta años de mandato y de morir tranquilamente en la cama.

Salvador Sostres ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*