OFENDERSE POR LA NAVIDAD

carmenatcamello

OFENDERSE POR LA NAVIDAD

Sólo a gente podrida de resentimiento podría molestarle que le feliciten la Navidad. Quien no cree que no crea, pero España no se entiende sin la Semana Santa ni la Navidad. Podemos ser agnósticos, podemos ser ateos y hasta podemos, como las ocas, no estar bautizados. Pero la mera felicitación de la Navidad sólo puede ofender a los tarados, y para decir que celebras el solsticio de invierno hay que tener algún tipo de retraso mental.

Parece mentira el resquemor que llega a despertar un día tan hermoso e inocente como el de hoy. Hay que estar enfermo de amargura para no conmoverse ante la metáfora del belén. Hay que querer destruir Occidente para estar tan furioso contra sus fundamentos. Y luego la ignorancia, la ignorancia que es sucia y violenta, hace el resto.

Felicitar la Navidad es una demostración de buena voluntad, y los que se enfadan son los que volverían a crucificar a Su Hijo si Dios volviera a mandárnoslo. Entre Daesh y esta tropa de rabiosos, la libertad y el amor, que son los dos grandes dones divinos, malviven amenazados y escondiéndose por los rincones.

Es inútil emprenderla contra Dios, y la frustración que se intenta disimular con odio sólo trae más frustración, y la única solución es siempre el amor. Siempre el amor y sólo el amor, aunque te suceda lo más terrible que puedas imaginar, que es que a tu hijo lo claven en una cruz. Sólo el amor. Y si lo crucificaron, nuestro símbolo es la Cruz. No hay atajos: hay dolor, y a veces mucho dolor. Pero es así como estamos hechos y es inútil no aceptarlo y comportarse como el mono que usa el iPad para golpear a los otros monos en lugar de para ver los dibujos animados.

La Navidad nos recuerda la posibilidad que todos tenemos de salvarnos y que vivir consiste en borrar las huellas del pecado original. Y aunque para cada cual con su lenguaje, esto vale para todos. Para todos los hombres decentes y buenos.

Por eso ofenderse con la Navidad no es laicismo ni libertad republicana. Es pura y simplemente barbarie.

Salvador Sostres ( ABC )

Gif de: José María Alga

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*