OVEJAS ASESINADAS

ovejasy

OVEJAS ASESINADAS

Leo Harlem comentó el sábado en mi programa de Cope que en España decir «mascota» puede ser un problema. Hay entre el público quien lo considera término degradante para los animales. Hace una semana unos lobos se comieron unas ovejas y los informativos de una tele hablaban de las indemnizaciones a los ganaderos. Les aseguro que parecía una crónica terrorista.

La periodista –era una mujer, lo siento– se refería a las ovejas «fallecidas» y «asesinadas». El Diccionario panhispánico de dudas de la RAE aclara que «fallecer» sólo se usa con sujeto de persona. Igualmente, «asesinar» requiere premeditación o alevosía y los pobres lobos carecen de raciocinio para ello.

Cristina López Schlichting ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*