¿ Pablo Iglesias…es tonto ?

cotarelo

¿ Pablo Iglesias….es tonto ?

Cada vez que algún político pondera las cualidades de Pablo Manuel Iglesias y dice de él que es muy listo,  yo me pregunto ¿será verdad?

Como no lo conozco personalmente no estoy en condiciones de afirmar con rotundidad lo contrario, pero si me dejo guiar por mis sensaciones yo diría que es “listillo”, apelativo que se le puede aplicar, con fundamento, a cualquier chaval que triunfa entre sus colegas en un salón de billar, o en un grupo de debate, pero eso no le convierte en un  líder de masas.

La permanente  y acomplejada apelación a su condición de profesor universitario que hacen de él sus rivales políticos, no le convierten en un ser excepcional, porque ni es catedrático ni ha ganado esa plaza por oposición, como sí lo ha hecho su profesor Ramón Cotatelo, un hombre de izquierdas al que no le nubla la mente su ideología,  y que ha escrito el siguiente twit:

“¿ Va quedando claro que este hombre, ( Pablo Iglesias) además de narcisista y prepotente, es tonto?”

No es la primera vez que si antiguom profesor  le da cera en las redes sociales con frases tan gruesas como que “ El fascismo de los de Podemos está siendo ya cargante. Comparecen grupo, como los guerrilleros de Cristo Rey y salen en jauría en las redes”.

Deduzco que entre profesor y alumno, que durante un tiempo estuvieron ideológicamente muy cercanos, ha habido un grave  desencuentro, pero me malicio que  Cotarelo no anda escaso de razón porque, no solamente conoce al personaje de antiguo ,sino que lo tiene en observación en el día a día y, lo ha calado.

Iglesias es bueno como showman, como contertulio y como agitador político. Se expresa correctamente cuando habla en público y conoce el arte escénico, pero todo eso no le convierte en un tío listo,  sino simplemente en alguien que está entrenado para representar todos los días el mismo papel.

El hecho de que, desde su misma veta ideológica,  alguien como  Ramón Cotarelo le critique con dureza puede deberse a que le ha surgido  súbitamente un odio africano contra él o que realmente piense lo que dice.

Este tipo de accidentes les pasa a quienes esconden su ideología cuando estratégicamente les conviene y la exhiben en público en los momentos en los que se les calienta la boca.

Por eso sostengo, con menos crueldad que Cotarelo, que tal vez Pablo Iglesias no sea tonto pero  sí que está dando su verdadero nivel en el ambiente de mediocridad en el que se ha sumergido, y empieza a no diferenciarse demasiado de sus nuevos colegas de la casta.

Hace tiempo que no hablo del personaje porque la gente que se repite y se recrea en  la jugada de besarse en el espejo me aburre, pero hoy me ha dado por hacer esta reflexión.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*