Pactos envenenados

pactos

Pactos envenenados.

Estamos como hace una semana pero peor, porque el PSOE de Pedro Sánchez, a fuerza de comportarse como el jugador que empieza a repartir el Gordo antes de que le toque, ahora, por si fueran poco el cabreo de los barones, las críticas de Madina y la escopeta de perdigones con los que algunos le esperan, se ve acosado por los acreedores.

Estaba cantado que, después de ese gesto de cortesía parlamentaria con las que regala minutos de estrado a quienes están deseando convertirlo en leña para la estufa (al estrado y a él), les iba a faltar tiempo a los socios de Podemos que quieren formar grupo en el Congreso y que, contra todo lo previsto se han dado de narices con el reglamento, para pedir la misma deferencia. Explícales tú ahora que no se puede o que no se quiere.

Ely del Valle ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*