“¿Pagar a tu asistente en negro es dar ejemplo? Si dimitieras sería genial”

echenique-risto-chester

Leche sin precedentes de Risto a Echenique: “¿Pagar a tu asistente en negro es dar ejemplo? Si dimitieras sería genial”.

Para empezar, Echenique comenzó hablando de sí mismo y de su enfermedad:

Yo tengo atrofia muscular espinal, una enfermedad genética rara, pero que la tienen varios miles de personas en España. Es discapacitante, pero en mi variante no acorta la esperanza de vida. Tienes que vivir con la discapacidad, pero eso se aprende.

Dejo mi trabajo en el que ganaba 2.400 euros al mes y tenía una vida más tranquila, entro en Podemos, me veo en la tele y me voy a Bruselas. Los eurodiputados ganan 6.300 euros y los de Podemos donamos dos tercios para quedarnos en tres SMI, algo más de 2.000 euros, parecido a lo que ganaba en el CSIC, pero he perdido dinero, ya que te pagas viajes, comidas y haces cosas que no harías.

Centrados en el dinero, que era el tema principal del programa, Risto le sacó a relucir a su invitado un polémico tuit suyo en el que proponía que los ricos tuvieran un impuesto del 95% de sus ingresos.

Echenique, ni corto ni perezoso puntualizó que quizá no un 95 pero sí un 80%:

Una persona que gane 100 millones a lo mejor tiene que pagar 80 en impuestos. ¿Es que acaso no le da para vivir con 20 millones?

Alucinante, tanto que Risto, atónito, le rebatió asegurando, con toda la razón del mundo, que hacer eso alejaría a los ricos de nuestro país y se preguntó qué podría llevar a alguien a ganar de manera lícita 100 millones y tener que pagar 80. Es absurdo.

Risto volvió a atacar a Echenique, sacando a relucir el caso de su asistente, al que pagaba en negro:

¿Pagar a tu asistente en negro es dar ejemplo?

El secretario de Podemos, sin ningún tipo de pudor, contestó:

Metí un poco la pata con lo de mi asistente, por eso lo reconocí. Venía una hora de manera intermitente. Era autónomo, no existía una relación laboral, yo no pedí las facturas y lo hice mal.

Risto: Te estabas ahorrando el IVA

Echenique: Él estaba dado de alta cuando empezó, yo pagaba el doble de lo que se paga en el gremio y yo tiraba a la basura las facturas como hace cualquier particular. Supongo que él las tendrá, pero yo no las tengo. Cuando él me dice que no puede pagar autónomos por no tener ingresos suficientes, yo decido estar más tiempo con él, poquito más, intento arreglar la situación y como no puedo, dejo de contar con él.

Pero Risto, lejos de bailarle el agua, le dijo:

Te honra reconocer el error, si dimitieras ya sería genial. Serías un unicornio en este país en el que nadie dimite.

Echenique: No creo que tenga que dimitir por esto.

Periodista Digital

Resumiendo: No tiene vergüenza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*