PAGE Y PODEMOS, DOS COMPAÑEROS EXTRAÑOS DE VIAJE

PAJE

PAGE Y PODEMOS, DOS COMPAÑEROS EXTRAÑOS DE VIAJE

La estabilidad y la gobernabilidad son dos ejes esenciales en la política. Pero también son fundamentales valores como la coherencia. Y el acuerdo de gobierno al que han llegado en Castilla-La ManchaPSOE y Podemos deja traslucir, antes que nada, una absoluta falta de principios de sus líderes y de congruencia política.

Es cierto que la Comunidad se encontraba en una situación de bloqueo desde que en abril la formación morada tumbó los Presupuestos del Gobierno de García-Page, con un claro ánimo de humillación al socialista. Pero debemos recordar que tanto la dirigencia de Podemos como la del PSOE castellanomanchego estaban instalados en sus respectivas estrategias partidistas y personalistas. A lo largo del proceso de primarias en el PSOE, García-Page no sólo se mostró como uno de los paladines de Susana Díaz, sino que fue especialmente crítico con Sánchez por sus intentos de acercamiento a la formación de Iglesias. Una dureza a la que Podemos respondió votando en contra de las cuentas autonómicas y marcando distancias que se antojaban irreconciliables.

Con este acuerdo, muñido directamente entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, las dos formaciones en Castilla-La Mancha se desdicen a sí mismas en un monumental ejercicio de incoherencia. Hoy Page, durante tanto tiempo azote inmisericorde de Podemos, está decidido a meter a la formación en su Gobierno y a darle nada menos que la vicepresidencia. Todo por su supervivencia política.

En cuanto a Podemos, sin sonrojo va a votar ahora a favor de unos Presupuestos sin cambios sustanciales que en abril le parecían pésimos. Además, la escisión en la formación entre el sector pablista y los Anticapitalistas, muy críticos con el pacto, vuelve a demostrar la heterogénea amalgama que en realidad es esta formación.

El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*