EL PATÁN Y LA ” PATANA “

patana

EL PATÁN Y LA ” PATANA ”

No soy yo muy dado a adelantarme a los acontecimientos antes de que sucedan porque con los años he aprendido a cuidarme de improvisaciones que pueden acaban por desdecirte  y, o te dejan en ridículo o te obligan a disculparte, sin saber a quién le estás pidiendo perdón.

Más bien soy partidario de darle una oportunidad al error ajeno  por si, durante el camino, rectifica su tendencia y sorprende a quienes no esperaban una reacción virtuosa de quien está acostumbrado a hincar la pata hasta el corvejón, pero hoy es sábado, el  sol y el frío se hacen compañía y he quedado  con unos amigos con los que comparto retazos de memoria de la vida y los aprendizajes que se nos han pegado de los libros y el teatro, y no quiero dejar para más tarde la imagen que me ronda en la cabeza.

Esa razón me invita a escribir estas líneas antes de que suceda lo anunciado hoy en Barcelona,  porque cuando un rocín se empecina no hay vareador que lo enderece y si el asno o sus ancestros son ilerdenses, la misión resulta imposible y el esfuerzo vano.

Hoy se inaugura en Barcelona el Mobile World Congress, cuyo lema es “Creando un futuro mejor”,  un evento que ya querría para sí cualquier otra capital europea, pero tanto el Presidente del Parlamento Catalán como la alcaldesa de la ciudad Condal están empeñados en hacer realidad el eslogan contrario al que propone este congreso de telefonía, con comportamientos institucionales propios de su condición de gañanes que aún conservan el pelo de la dehesa.

Han decidido boicotear la presencia del jefe del estado en este evento,  y han promovido acciones  de boicot  convencidos de que exhibir su aldeanismo ante la comunidad internacional les situará en el mapa en el lugar que se merecen… y tienen toda la razón.

Es cierto que en toda España han llegado a cargos de representatividad política personas que a su legítima e individual manera de pensar no les acompaña una elemental cortesía e ignoran que el respeto y la educación son compatibles con cualquier reivindicación,  especialmente si ostentan cargos institucionales, pero eso les da lo mismo a los patanes y… a  “la patana”  que presiden sus instituciones.

El movimiento independentista catalán acreedor de un logro indiscutible porque ha conseguido igualar al ras del suelo el sentido común, la dignidad, la educación  y la inteligencia de una gran parte de la sociedad y de  casi la totalidad de su clase política.

Cualquier día veremos un  concierto de rock duro en el Liceo de Barcelona con olor asobaco sudado en alguno de sus palcos en los que estarán sentados los más significados representantes de la secta separatista que promueve el suicidio colectivo de una gran ciudad.

No han leído El Quijote e ignoran el consejo que le dio  Don Quijote a Sancho,  cuando le preparaba para gobernar la ínsula  Barataria

“ No debes comer ajos ni cebollas, porque no saquen por el olor tu villanería”

Diego Armario