Pedro…..el simplón

pedroyzp

Yo no sé si Zapatero era más listo que Pedro Sánchez o si estaba mejor asesorado, pero las simplezas y los tópicos que exhibe el nuevo Secretario General del PSOE solo pueden conducirle a la puerta de la Moncloa para preguntarle al Guardia Civil que esta en la puerto por dónde se regresa a la Univesidad .

Es un mal imitador y cuando se decide a copiar algo de lo que ha hecho alguno de sus antecesores, elige la versión más cutre.

ZP consiguió que un número significativo de artistas, cantantes y escritores, le apoyasen en sus pretensiones de llegar a la Moncloa, y los llamados despectivamente ” los de la ceja” no eran unos piernas porque casi todos tenían un crédito profesional antes de prestarse a fotografiarse con con dedo índice encima de un ojo. Otra cosa es que fueran tan sectarios como el personaje al que querían ayudar.

Sánchez ha presentado a su nuevo club de fans de intelectuales y artistas, y – salvo Antonio Fraguas ” Forges”, por el que siento una gran admiración y respeto y sí tiene acreditada su categoría de intelectual – no ha conseguido que le apoyen públicamente otros personajes de un cierto nivel.

Sé de más de un político del PSOE que si tiene que ir acompañado como avalistas de su fortaleza a personajes como Sardá o Paquito Clavel, por no citar a otros del grupo, se queda en casa.

En cambio Sánchez, que se caracteriza por ir de farol todo el tiempo, gritar mucho en los mítines y no parar de decir que va a ser Presidente de gobierno aunque cada encuesta le da menos intención de voto, es un mal imitador del que, en mi opinión, fué el peor Presidente de gobierno que hemos tenido en España.

Pedro Sánchez necesita a alguien que le aconseje bien, porque me malicio que si lo dejan solo, puede hacer muchas tonterías y si los que le acompañan son mas simples que el mecanismo de un chupete, en vez de ayudarle le perjudican.

Los políticos que van de elitistas pensando que sus apoyos más solventes son los llamados gente ” del mundo de la cultura”, no solo desprecian a quienes no fueron a la escuela o se ganan su sueldo con las manos en vez de con la cabeza, sino que se equivocan porque, los que un día fueron ” los de la ceja” , se cansaron pronto y se arrepintieron de haber prestado su imagen a un político que acabó defraudando, incluso a ellos.

El día que Pedro Sánchez , al que ayer despreciaba en un programa de televisión su eventual socio, Pablo Iglesias, se dé cuenta que puede hacer un ridículo electoral espantoso, tal vez corrija el rumbo, y si no, ya se lo corregirá Susana Díaz.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*