PEDRO O PABLO

pabliypdro

PEDRO O PABLO

Hay miedo a la radicalización del PSOE. Oposición radical al PP, confusión en torno a la cuestión territorial, acercamiento a Podemos y los independentistas, puños en alto cantado La Internacional…Los mensajes lanzados desde el 39º congreso del PSOE han inquietado a muchos españoles. Sin embargo, los partidarios de políticas moderadas deberían, paradójicamente, sentirse más tranquilos con este PSOE que con cualquier otro que hubiera podido emerger de su reciente travesía por el desierto.

Un PSOE discursivamente más radical ofrece, en la coyuntura del país, la mejor garantía de moderación para los próximos años. Idealmente, el mejor guardián de un progresismo gradualista sería un PSOE que saliera de su congreso con una agenda reformista y no rupturista.

Pero no debemos comparar la realidad con un ideal, sino con la alternativa más factible. Y esa alternativa era un PSOE que, dirigido por Susana Díaz, presentara un programa destinado al votante de centro, sociotecnocrático en economía y que enfatice la unidad nacional. Es decir, el PSOE que ha sido absorbido ya por Unidos Podemos y sus confluencias en las grandes ciudades y en las autonomías periféricas.

Hoy, una izquierda de Pedro es la vacuna más eficaz contra una izquierda de Pablo.

El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*