PEDRO Y EL LOBO

esperanzapedro

PEDRO Y EL LOBO

¿Quién dijo que los votantes del PSOE no se parecían a sus militantes? Pues los socialistas que condenaron a Pedro por un delito que no había cometido, todavía: pactar con todos, incluidos los dinamiteros de la España constitucional, para llegar a Moncloa.

Así que luchando contra los elementos susanistas, convencidos u oportunistas, montó unas primarias con sus «soldados de fortuna» y llenó con sillas de tijera repletas de traseros convencidos. Luego las urnas.

Los juglares del apocalipsis se han tragado su rosa y las espinas y desgarrados de entusiasmo proclaman que no hay cosa mejor que jugar al corro con Podemos. Ahí está Emiliano García-Pague diciendo que son chinas del río las ruedas de molino.

David del Cura ( La Razón )

viñeta de Linda Galmor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*