Pedro y Pablo, o gobiernan o están muertos

duolo

Pedro y Pablo, o gobiernan o están muertos.

Están condenados a entenderse. La cuenta atrás acosa a los líderes del PSOE y Podemos a pesar de la desconfianza con que siguen observándose sus equipos. “Pedro ha salido muy contento, convencido de que Iglesias estaba mucho más receptivo, pero según nos iba contado la conversación y analizábamos el contenido se ha ido desinflando, sobre todo mientras escuchábamos la rueda de prensa y mantenía una actitud tan altiva como de costumbre. A partir de mañana habrá que ver si existe voluntad o es una operación para blanquear su imagen después de la tormenta interna”, asegura uno de los hombres de confianza de Sánchez tras la reunión de ambos líderes. “Ahora mismo hay un porcentaje superior al 50% de que logremos un acuerdo con el PSOE”, declaraba aparentemente convencido un dirigente de Podemos casi a la vez.

¿Qué ha sucedido para que parezca que existe una intención real de lograr un acuerdo? Las encuestas internas que con tanto tino elabora Carolina Bescansa muestran un escenario electoral en el que Podemos pierde fuerza. Además, se complica una segunda negociación con las confluencias, a quienes la crisis interna ha dejado impactadas. El núcleo duro es consciente de que Compromís “va por libre”, de que Ada Colau “está montando un partido en el que espera que se integre Podemos y no al revés” y de que la Marea gallega tiene como prioridad “sus intereses locales”, ya que en noviembre hay elecciones en Galicia, antes que los nacionales. Las condiciones no van a ser las mismas si en junio hay elecciones porque cada uno de los socios tiene claro que su objetivo es tener grupo propio en el Congreso de los Diputados.

Al actual equipo de Sánchez, por su parte, le quedan dos telediarios como no logre formar gobierno antes de mayo. Lo cual ya es un incentivo para entenderse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*