Pescadores en pie de guerra

pescadoresk

Pescadores en pie de guerra.

Page, a quien tanto le gustan los conflictos para marcar fronteras, el del agua, el nuclear, el sanitario, está a punto ahora de meterse en uno nuevo. El de las truchas. Y está logrando poner en pie de guerra al más pacifico de los colectivos, el de los pescadores fluviales. Y como se descuide se va a encontrar con una ofensiva por dos alas, la de los mosquiteros y sus colas de rata y la de los jubilados y sus nietos con caña larga y lombriz de cebo.

La cosa viene de que una alucinante sentencia, porque es alucinante que los jueces del Tribunal Supremo se pongan a condenar a la trucha arco-iris, ha creado un serio problema en la pesca fluvial y las repoblaciones. Un lío que en diferentes comunidades se intenta ver como puede paliarse para no perjudicar a tantas e inocentes gentes cuyo delito era irse a remojar un señuelo o un cebo en el río e intentar pescar una trucha repoblada. En nuestra comunidad, donde Emiliano está vigilado por los Podemitas, que en esto de hacer la puñeta y prohibir cosas son unos auténticos Catones , la decisión a tomar es de las radicales y no a favor de la gente precisamente, sino de ponerse en más papista que el papa, derogar la orden de vedas actual de inmediato, eliminar todos los cotos consorciados que son un total de 7 en nuestra Guadalajara y en suma acabar con la pesca en ellos. Que machotes. Que ecologazos están hechos. Como si hubieran limpiado una ribera o cuidado un río como uno ha visto hacer siempre a los pescadores y en especial ha quienes han gestionado esos cotos consorciados.

La sentencia del Tribunal Supremo sobre especies invasoras es un memez de tal calibre pero de tan dolorosas consecuencias, incluidas las muy cuantiosas y penosas económicas, que ha levantado en un grito vivo a los casi siempre silentes pescadores. La cosa ha venido ¿cómo no? de la mano de esos enemigos declarados del campo, la actividad agraria, la cinegética y todo aquello que se interponga en su talibanismo ecologista, agrupados en torno a Ecologistas en Acción dedicados mayormente, y con los fondos recibidos de muy variadas y generosas subvenciones, o sea del dinero de nuestros impuestos publicas, a hacernos la puñeta querellándose contra todo lo que se mueve, menea y disgusta y poniéndole pleitos hasta al lucero del alba por no salir a la hora prevista. Acción positiva de protección de la naturaleza no se les conoce ninguna, pero juicios y perjuicios a innumerables vecinos y colectivos a cientos y hasta miles. Es obvio que no simpatizo en absoluto con ellos, pero yo escribo así, por lo llano y sin tapujos.

Ahora han logrado prohibir la repoblación y pesca deportiva de la trucha arco iris amen de la comercialización del cangrejo rojo. O sea les han hecho la pascua de entrada a muchos miles de aficionados, donde no faltan sino que hasta son mayoría la legión de jubilados ya no aptos para andar con la “tralla” por los ríos de montaña. De paso y también van a provocar la ruina de una buena ristra de piscifactorías y como colofón se llevaran por delante un puñado nada desdeñable de puestos de trabajo. En el caso del cangrejo rojo la cosa es aún peor. Van a dejar sin trabajo y medio de subsistencia miles, digo bien miles, de familias que se dedicaban a su captura y comercialización, sobre todo en el sur de España. En lo que a la caza se refiere la sentencia supone que es necesario proceder al exterminio de la población de arrui, que se había afincado sobre todo en las montañas murcianas.

El asunto es grave y seguro que los de las togas ni pensaron en ello cuando se pusieron a sentenciar sobre algo de lo que no tenían ni pajolera idea ni aún menos de sus consecuencias pero ahora a ver quien lo levanta. El daño está causado y crecerá según vaya aplicándose el desaguisado legal de obligado cumplimiento. Aunque por el momento hay comunidades y gobiernos que han dicho que vamos a ver en que queda que esto no puede quedar así. Pero ahí está la norma como una espada y los de Ecologistas en Acción con ella en la mano dispuestos a dejarla caer sobre el cuello de quien la incumpla. En Castilla La Mancha, muy al contrario, y como podrán comprobar en las informaciones de nuestra paginas, el Gobierno se ha puesto de inmediato y con fruición a la tarea de prohibirlo ya todo y cuanto antes. No sea que se le ocurra a alguien cambiar de idea y resolver el desaguisado.

El día 5 en Madrid, unidos todos los colectivos de cazadores y pescadores y muchos sensatos conservacionistas van a protagonizar una manifestación de alcance y resonancia. Será en Madrid pero esas competencias son autonómicas y quien van a pedir cuentas es a su propio gobierno regional. Aquí quien tendrá que contestar y dar la cara es el de Page. Y le puedo asegurar que el colectivo de pescadores no se moviliza porque son enemigos suyos políticos camuflados con vadeadores ni en general el pescador pueda así a primera vista ser descrito como un “facha” peligroso”. Lo único que pasa es que no hay nada más peligroso que la ignorancia, ni nada más letal que los tontos. Y no te digo ya si son magistrados del Supremo, ultraecologistas con poder sobrevenido o políticos con antojeras ideológicas. Vamos, que van a lograr que los pescadores declaren la guerra. La de la Trucha.

Antonio Pérez Henares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*