Piratas del Mediterráneo

pirataskñ

Piratas del Mediterráneo.

Ese era, evidentemente, un planteamiento utópico que podría comprenderse en un minero de principios de siglo pasado, pero no en gente que ha vivido la realidad de una Europa de la segunda mitad del siglo XX y principios de XXI, que es la depositaria de la soberanía parcial que le han ido cediendo los distintos estados miembros en materia económica, legislativa, social y de defensa.
Eso no es óbice para que la biznieta de aquel minero catalán, en compañía o asociada a los hijos o nietos de los comerciantes de paños y burgueses de la zona, se haya embarcado en un viaje a ninguna parte subidos a la nave de la utopía

La consecuencia de este viaje no puede ser otra que la frustración dolorosa de quienes les han creído, porque la tripulación que se ha puesto de acuerdo para dirigir ese barco, está compuesta por piratas de distintas banderías, con intereses contrapuestos y con inequívoca vocación de traicionarse unos a otros.

Sólo tienen en común su vocación de dinamiteros y todos han heredado la costumbre de envolverse en la bandera para justificar sus fechorías.

A los corruptos de Convergencia ya no les vale la señera para protegerse de la acción de la justicia – que en Cataluña ha funcionado siempre con más lentitud que en el resto de España, ¡que ya es decir!

Ahora les sirve la estelada… que es el trapo de los otros.

Diego Armario

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*