UN PLAN PREMEDITADO PARA PERMITIR EL 1-O

mossox

UN PLAN PREMEDITADO PARA PERMITIR EL 1-O

La votación del 1 de octubre pudo llevarse a efecto, aunque de forma parcial y sin garantías, gracias a la intolerable permisividad de los Mossos. En sus declaraciones judiciales, a las que ha tenido acceso EL MUNDO, decenas de agentes de la policía catalana señalan directamente a Trapero y al resto de altos mandos por abocarles el día del referéndum a una “situación ingobernable”, además de negarles refuerzos y evitar la movilización de los antidisturbios. Ni siquiera les dieron cinta para precintar los colegios electorales.

De todo ello se colige que la conducta de la cúpula de la policía catalana no fue improvisada. Al contrario, los jefes de los Mossos disponían de un plan orientado a permitir la votación mientras guardaban la apariencia de formalidad en el acatamiento del mandato judicial para impedir la misma. Y fue precisamente esta dejación de Trapero -acusado de sedición en la causa por el asedio a la Consejería de Economía- lo que obligó a las fuerzas del Estado a intervenir para frustrar un votación que el TC declaró ilegal. Los independentistas han alimentado el victimismo usando las cargas policiales del 1-O. Estas escenas nunca habrían tenido lugar si Trapero y el resto de altos mandos de los Mossos hubieran cumplido con sus obligaciones.

El Mundo