Populismo y circo

dime

Populismo y circo.

Las formas de los nuevos políticos populistas en el Parlamento han sido objeto de críticas, por la evidente demagogia de sus gestos y proclamas, y por el descarado antiliberalismo de sus propuestas, todas ellas dirigidas a recortar los derechos individuales. Sin embargo han recibido otra crítica que no me parece justa: se les ha acusado de convertir el Congreso en un circo. Lo cierto es que no lo han hecho. Todavía.

Coloquialmente, el Diccionario de la Real Academia Española incluye la acepción de circo en el sentido de confusión, desorden, caos. Esto no ha sucedido con los representantes de Podemos en el palacio de la Carrera de San Jerónimo ni, que yo sepa, en ninguna otra cámara autonómica ni municipal. Es verdad, como acabo de señalar, que sus mensajes y actitudes representan un grave peligro.

Carlos Rodríguez Braun ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*