POSTUREO ANTIFRANQUISTA

valledelos

POSTUREO ANTIFRANQUISTA

Un hombre entra en la consulta del médico. “Doctor”, le dice, “yo hago el amor doce veces al día. ¿Eso es bueno o es malo?”. A lo que el doctor, impertérrito, le responde: “Pues no es ni bueno, ni malo. Lo que es, es mentira”.

Esta semana, el PSOE, Ciudadanos y Podemos han aprobado en el Congreso una propuesta para desenterrar a Franco del Valle de los Caídos. ¿Es bueno o es malo, eso de desenterrar a Franco? Pues, como en el chiste, no es ni bueno, ni malo. Lo que es, es mentira.

Lo que el PSOE ha presentado, lo que Ciudadanos y Podemos han apoyado y lo que el Congreso ha aprobado es lo que se denomina una “proposición no de ley”. Es decir, una propuesta sin efecto jurídico ninguno. Lo que han aprobado es, simplemente, una declaración de intenciones, que a nada compromete y que no se traduce en nada. Para ser concretos, lo que hace esa proposición no de ley es pedir al gobierno de Rajoy que desentierre a Franco, pero sin obligarle a ello. Y ya saben ustedes: contra el vicio de pedir, está la virtud de no dar.

 Si hay algo que me indigna es que tomen por tonto. Por ejemplo, creando polémicas artificiales con cosas que, en la práctica, no van a ningún lado. Lo que están haciendo todos estos farsantes del antifranquismo no es otra cosa que un simple postureo: hoy toca aparentar antifranquismo, así que presentamos una propuesta carente de toda eficacia jurídica.

¿Quieren desenterrar a Franco? ¿De verdad? Pues venga, machotes: presentad una propuesta de ley y aprobad por ley que se desentierre a Franco. Tenéis mayoría suficiente en el Congreso para hacerlo. Y con una ley aprobada, el gobierno no tiene más remedio que obedecer, a diferencia de lo que sucede con las proposiciones no de ley.

Tendríais que asumir el coste correspondiente, eso sí, porque sacar a alguien de su tumba sin permiso de su familia no es sencillo y ningún gobierno puede hacerlo por las bravas. Probablemente habría una batalla jurídica, en la que participarían todas las partes interesadas, y la decisión final la tendría que tomar la Justicia, pero puede hacerse una ley para intentarlo, si el Parlamento quiere.

Lo que es inaceptable es que os dediquéis a tapar vuestras vergüenzas, a desviar la atención o a posturear de progres engañando a la gente y presentando propuestas que no van a ninguna parte.

Sois unos estafadores. Unos estafadores a los que, además, os gusta enfrentar a unos españoles con otros mediante polémicas completamente estériles. En lugar de hablar de las corruptelas de gobierno y oposición, de la inanidad de Ciudadanos o de las charlotadas de Podemos, os encantaría que nos pasáramos el día discutiendo sobre Franco para nunca llegar a ninguna parte.

Dejadnos en paz, farsantes. Si queréis desenterrar a Franco, presentad un proyecto de ley, como es debido. Y si no, no deis el coñazo, por favor.

Luis del Pino (Libertad Digital )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*