PRESCINDIBLE

dominador

PRESCINDIBLE

Tiene razón Pedro Sánchez. La reunión de ayer con Rajoy era perfectamente prescindible, más que nada porque ya se sabía lo que se iban a decir el uno al otro. No han pasado ni dos meses desde que Fernández Vara se preguntara en voz alta quién iba a ser el guapo capaz de oponerse si el PP se presentaba a la investidura con 170 apoyos.

La respuesta ya la tiene: el guapo en cuestión ha sido el suyo, con la connivencia, eso sí, de toda su ejecutiva con la que se reunía dos horas antes de volver a instalarse en el desprecio absoluto calificando su encuentro con Rajoy –el más corto de los que han mantenido desde el 26 de junio– de prescindible. No es por lo tanto Sánchez el único responsable de la obstinada negativa, aunque haga méritos para parecerlo.

Ely del Valle ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*