Un psiquiatra despelleja a Sánchez: “frío, manipulador con rasgos psicopáticos”

postureo

Un psiquiatra despelleja a Sánchez: “frío, manipulador con rasgos psicopáticos”

Para ello López Schlichting contaba con la colaboración del prestigioso psiquiatra, José Miguel Gaona, para desgranar la “mente” del ahora dimitido Sánchez. Gaona reconocía que la personalidad del ex secretario general socialista es “muy interesante” porque tiene “un montón de rasgos que aunque no abra la boca le retratan”, explicaba el doctor y colaborador habitual de esta sección de COPE, en la que también participan Javier Peña, Javier Sierra y el psicólogo Pedro Martínez.

El psiquiatra destacaba que ve a Sánchez “poco natural, muy estudiado, se desenvuelve como si tuviese un plan predirigido. La manera como camina incluso, la manera como gesticula, el como mira, la sonrisa esa sempiterna que tiene, pero sonríe solo con la boca. Es muy curioso, no sonríe con la cara, no sonríe con los ojos, no lo hace con la expresión facial. Yo no se si es por timidez o por cualquier cuestión, eso lo podemos analizar, pero lo veo demasiado encorsetado, demasiado haciendo un papel”.

Ello lo justificaba con un ejemplo: “Si os dais cuenta en la rueda de prensa del viernes, era una rueda de prensa que en un momento determinado y aludiendo a lo que le habían transmitido sus padres, dejaba entrever alguna lágrima. Esto estaba muy estudiado y lo ha puesto en el justo sitio. Tenía un papel, no permitía preguntas. Yo estaría hablando de una persona que, al menos, presenta rasgos psicopáticos.

Otro de los aspectos que ha llamado mucho la atención al psiquiatra es la mirada del dimitido líder socialista.  “Me lo encontré en un vuelo y no mira directamente a los ojos. Es una cosa que me preocupa. Mira a mucha gente a los ojos pero como si fuese el barrido de una ametralladora. Pero no fija ese contacto visual con el interlocutor que tiene delante y cuando lo hace, fijaos bien, lo hace sin pestañear. Es como si él mismo se obligase a hacerlo pero está exento de naturalidad. Como si él estuviese refugiado en la trinchera de su cerebro y no quisiera dejar traslucir nada… por no equivocarse, timidez o quiero demostrar algo pero realmente soy otra cosa. En ese aspecto tampoco lo puedo rematar”.

esdiario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*