EL PSOE Y LA NUEVA LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA

reapertura

EL PSOE Y LA NUEVA LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA

Pedro Sánchez presentó hace unos meses la propuesta estrella del PSOE para este 2018: una nueva Ley de Memoria Histórica. Una necesidad urgente para todos los ciudadanos (nótese la ironía) cuyo objetivo principal es la supresión de cualquier alusión a Francisco Franco en el más insignificante rincón del espacio público. El nombre de Franco debe ser borrado de la historia.

Una ley inequívocamente totalitaria que oficializa los puntos de vista de la izquierda española como obligatorios. La ley prevé el secuestro de libros, la cárcel y la pérdida de la condición docente para los profesores que la incumplan, el adoctrinamiento escolar y la inhabilitación y la prisión para los cargos públicos que obstruyan su aplicación.

Borrar nombres de la historia fue costumbre en la antigua Roma, pero también era típico de egipcios y babilonios. No obstante, los romanos lo elevaron a categoría de arte. El proceso llegó a su cumbre durante el estalinismo. Nombres e imágenes de los protagonistas de la historia de la revolución fueron eliminados, pues el dictador se centró en ese proceso ya que precisamente de ahí arrancaba su legitimidad.

La Gaceta