El PSOE puede que no sobreviva a Sánchez

pedriyh

España se salva de un gobierno destructor, pero el PSOE puede que no sobreviva a Sánchez

( No comento la intervención de Sánchez hoy en Ferraz, porque simplemente ha sido un mitin. El partido descuartizado y él con Rajoy a vueltas.)

El estruendo de la batalla, los asaltos a pecho descubierto, defensas numantinas, los recuentos de bajas, deserciones y pasados del otro bando y hasta su aparente desenlace puede estar no dejándonos “ver” la guerra y las consecuencias que su propio estallido suponen. Y algunas de ellas ya pueden descontarse y son trascendentales.

La primera de todas ellas es que España se ha “salvado” de Sánchez aunque está por ver si el PSOE consigue sobrevivirle. El estallido socialista tiene esta primera consecuencia. Pedro Sánchez queda inhabilitado en su pretensión, que se hizo inminente y quedó al descubierto tras el trastazo en Galicia y País Vasco, de formar gobierno. El muy mentado gobierno camuflado bajo máscaras como “alternativo” o de “cambio” o de “el país de nunca jamás” pero que era simplemente del PSOE (85 diputados), más Podemos (71) y los separatistas que hubiera que añadir hasta, en positivo o absteniéndose, hasta sumar sino 175 si más que los 170 en contra de Rajoy mas Ciudadanos y Coalición Canaria. Sánchez resista o hasta gane en su confrontación fratricida ya sabe que eso ya no le va a ser posible. Porque no le votaría ya buena parte del PSOE, de sus diputados, porque es exactamente por lo que la rebelión se ha producido. Por lo que ha estallado la guerra civil socialista.

El relato sanchista pretende ser el del No a Rajoy como único argumentario y que los otros, los malos socialistas, lo quieren voltear. Pero esa verdad a medias es la mentira esencial. Al no a Rajoy iba añadido el sistemático señalamiento de no intentar ese Gobierno Frankestein y directamente anticonstitucional con quienes alardean de violarla- Eso lo han dicho hasta anteayer sus mas cercanos y hasta el mismo con la boca grande y esta vigente por decisión de su Comité Federal desde el 20 D del año pasado- y que, ademas, con tan exiguo resultado pero por encima de Podemos, su sitio estaba en la oposición. Pero exactamente esto, que es lo que Sánchez trasmite a González, a los dirigentes territorial, a su antiguos aliados de Ciudadanos y a los poderes económicos, es lo que cuando Rajoy consigue los 170 escaños, algo con lo que no contó nunca, se dispone a cambiar y engañarlos a todos.

Engaño que se mantiene durante todo el verano mientras se actúa en la sombra para tener urdido un plan interno y conseguidos los votos colocar a los socialistas ante lo inevitable, tener que votar a Sánchez aunque hubiera pactado con los secesionistas y les haya mentido. Todo emerge, porque ya no queda más plazo, la noche del pasado domingo, ¡que parece que fue hace un mes! cuando suma la sexta derrota y esta de un calibre brutal y sus afines en Galicia y Pais Vasco son barridos en las urnas. Entonces, una vez más, huye de ella y de asumir resposabilidad alguna y se lanza ya a tumba abierta descubriendo sus cartas. A por la presidencia del Gobierno y a su victoria personal conseguida de derrota en derrota de su partido. La jugada trenzada es conseguir un caudillismo plebiscitario en una primarias de hoy para mañana, satanizando a sus contrarios, a los engañados en el fondo, como adlateres de la perversa derecha que quieren aupar a Rajoy a la Moncloa, lograr del comité federal la cancelación de toda linea roja, consiguiendo manos libres para pactar con “nacionalistas” y presentarse ante él con los 175 votos en la mano. Y entonces como iban a negarse a hacer presidente los socialistas a uno de los suyos?.

Eso es lo que emergió con toda su crudeza en la rueda de Prensa del lubnes yes entonces cuando ya no queda otro remedio que el reventon y el cisma. Lo que le dicen a Sánchez, por lo que la rebelión se produce no es, como quieren hacer ver sus voceros por el No a Rajoy sino por su pretensión de gobernar apoyado en Podemos y en los separatistas. Es entonces cuando Felipe, el “ligítima defensa” porque le están haciendo quedar poco menos que como el trompetero de la derecha, descubre el pastel, es entonces cuando Page, atacado además por los aliados “externos” de Sánchez-la ruptura Express del pacto por Podemos en Castilla-La Mancha- se pone de frente y cuando Vara, Puig, Fernández y al fondo Susana, con el asesoramiento de un manchego, Máximo Diaz Cano, desde hace mucho tiempo a su vera política, ponen la sublevación en marcha y colocan a Sánchez en la ilegalidad estatutaria. Porque estatutos en mano la ejecutiva no existe, de hecho solo pudo reunir el jueves tan solo a 16 de los originarios 38 porque dos miembros más, amen de los 17 dimisionarios, optaron por no acudir a ella, carece de quórum y acaba vulnerando hasta el derecho de acudir a la Comisión de Garantías y Etica con la burda táctica de no convocar su reunión, que es obligada.

Por si hubiera alguna duda de las intenciones sanchistas ya estaba Iceta para proclamarla y gritar un ¡¡¡Pedro!!! Almovariano primero y luego suplicar implorante al separatista Puigdemont justo cuando este consuma otra amenaza, la del referéndum, a que ayudara a su “Dios” a llegar a la Moncloa. Verde y con asas quedaba ya el cubo.

Lo que de la cruenta guerra que acaba de comenzar resulte no puede aún saberse. Puede incluso que Sánchez logre sobrevivir y hasta ganar las primarias. Pero sabe que no podrá, este 1 de noviembre presidente del Gobierno. Porque de ir a la investidura con semejante acompañamiento sería muchos los de su bancada que se levantarían, pues es exactamente por ello por lo que se han levantado “en armas” . Y aunque esto en el bunker de Ferraz siguen sin quererlo saber y menos asumir como propio Sánchez es el dirigente socialista que no solo ha logrado esos nefastos resultado, cada uno pero que el anterior, sino que ha descuartizado a su partido. Porque el PSOE está hoy y estará por muchos tiempo abierto en canal y sangrando por todos los lados. Y algo tendrá que ver en ello, aunque desde luego ni en absoluto todo, quien lo ha dirigido durante estos dos años. En resumen que España, en efecto, se ha salvado por ahora de Sánchez, pero su partido puede que no le sobreviva o que lo deje en estado agónico.

Y en este punto viene la segunda parte. Lo que habremos de mirar ya de inmediato. Sánchez no puede ser presidente del Gobierno, en realidad no podía serlo nunca por mucho que se empeñara, y entonces que hace el PSOE. Porque ya solo quedan dos opciones. O dejarlo ser a Rajoy, quien, por mucho que se olvide, les ganó con contundencia esta vez las lecciones o ir a terceras elecciones . ¿Y puede ir el PSOE a unas terceras elecciones ahora?. Eso sería entrar ya por su propio pie en el desolladero y lo saben. Ni con Sánchez ni con nadie, y con el menos que con nadie, pueden ir a las urnas. Y de no haberse vuelto definitivamente locos y suicidas no creo que vayan a hacerlo. Porque ahora si que Podemos se los merienda, pero es que se los come vivos. Y por ello ahora los Podemitas, sin fisuras, de Iglesias a Errejón pasando por Monedero se han convertido en sus grandes “aliados” mediáticos y los que jalean enfebrecidos a Sánchez. Precisamente contra el socialismo y los socialistas que mantienen aun peso electoral y gobiernan territorios y donde ellos tan solo llegan, como en Castilla-La Mancha, Extremadura o Andalucía a acólitos secundarios.

España pues, aún cuando la batalla este en lo mas feroz, se ha librado de Sánchez y del gobierno de quienes quieren despedazarla. Pero el PSOE puede no sobrevivirle, acabar escindido y una buena parte fagocitado por Podemos. Al final Sánchez es a su partido a quien ha hecho el daño más irreparable.

 Antonio Pérez Henares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*