PUÑALADA DE PÍCARO

pimiento

PUÑALADA DE PÍCARO

Ya desde la primera gobernanza socialista en España no eres nadie si no te ha atravesado algún proceso judicial, aún en el trance de sentarte en el banquillo. Se ha judicializado la política con el mismo desparpajo que suben a los Tribunales inanes asuntos de bragueta o amoríos despechados.

El agustiniano dar a cada uno lo suyo ha entrado en el juego perverso de la agitación y propaganda y la justicia de los telediarios. Tan largo se ha hecho el caso que hemos olvidado el origen de Gürtel: el chiringuito en un sótano de un conseguidor de eventos venido patéticamente a más sin importancia política alguna.

De insólito califican los interesados el testimonio de Rajoy, por dos horas ciudadano común a más de presidente.

Martín Prieto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*