«Que Pablo se cueza en su propia salsa»

PODEMOS

Ferraz aprovecha la crisis: «Que Pablo se cueza en su propia salsa»

Ni las cortinas de humo ni la ira contra el mensajero van a librar a Pablo Iglesias de que la opinión pública ate cabos con todo lo que chirría en Podemos. Los pasos de su líder han terminado por proyectar la imagen de un partido que se muere por tocar poder, por pisar moqueta, ajeno a la ilusión que pudo generar en amplias capas de la sociedad enfadadas con unos políticos que se habían ido alejando de lo que importa en la calle.

Siguiendo siempre su lógica dogmática, totalizadora, Iglesias se creyó capaz de apoderarse de esa parte de la izquierda desengañada por el final del zapaterismo. El proyecto podemita, sin embargo, no ha sido capaz de entender la política más allá de sectarismos. Y ello, lógicamente, le aparta de una clase media a la que no enganchan las revoluciones.

Antonio Martín Beaumont ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*