QUERER, TENER, PODER Y SER

poderñ

QUERER, TENER, PODER Y SER

Existen muchas explicaciones posibles para el auge del populismo, tanto en sus versiones de extrema derecha como de extrema izquierda. Una de ellas es que la prosperidad tiene un precio y no siempre sabemos cuál es, ni siquiera cómo pagarlo. Si nos detenemos en el momento presente de España, las cuentas del Estado no salen. Vivimos por encima de nuestras posibilidades en numerosos aspectos.

La recaudación de impuestos, siendo muy grande, casi un expolio de la clase media, no alcanza para atender las demandas de un Estado del bienestar que compromete el 38 por ciento del PIB. Como consecuencia, aumentamos la deuda nacional y seguimos pidiendo créditos para sostener de forma artificial lo alcanzado. Al mismo tiempo, se erosiona la ética laboral, se desprecia el esfuerzo, desaparece el compromiso con el trabajo y alguien nos ha convencido de que basta desear algo para tenerlo.

Los moralistas clásicos advertían de las negativas consecuencias del lujo. Sería bueno saber a dónde queremos ir para evitar la decadencia y el ascenso de los extremismos, porque lo que no son cuentas son cuentos.

El Astrolabio ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*