Rajoy da un paso al lado y a Sánchez le ven el farol

limbo

Rajoy da un paso al lado y a Sánchez le ven el farol.

Rajoy ha decidido dar un paso al lado, que es atrás. Debo manifestar mi profunda sorpresa y perplejidad. Pensaba que pensaba hacer una oferta de investidura, generosa y trascendental. Pero su decisión hace que de pronto se caiga todo el tinglado previsto, que todo de alguna manera vuelva a un punto que no se si es de partida y o de final.

Porque uno estaba aún saliendo de impacto del órdago de Iglesias a Sánchez cuando se produce la definitiva y trascendental novedad. Y solo que da ya una. Es de verdad el momento de que los partidos, los representantes elegidos del pueblo español se pongan a negociar. Pero de verdad. A fondo, Por España y por el interés general. Porque esto derrumba todo y deja el futuro abierto definitivamente en canal. Yo antes había escrito esto que ahora pueden leer, que quizás ya haya hecho viejo pero que creo que aún tiene algún valor . Y era ese gran farol que se estaba echando Sánchez y al que respondieron con el monto total sobre la mesa.

Porque Sánchez lleva cantado que lleva pares y juego y que es mano desde la noche electoral. Pero los partes no llegan ni a dos sotas, 89 exiguos diputados, y al juego tiene 33 (el peor al mus) y lo de que era mano sólo se lo creía él. Hasta la de la izquierda se la quitaron ayer. Ha envidado y le han echado órdago y ahora, con risa floja, en realidad sabe que no sabe que decir. Y tendrán que decir ya por el. Porque está tan metido en el disparate que es capaz de perder al PSOE, vender a España y hacer ya puesto hacer ministro de Exteriores a Rufián, el de ERC. Iglesias se lo ha dejado claro, yo de vicepresidente, ya te pongo los ministros y te nombro uno de Plurinacionalidad, o sea Ministro de Secesiones, por ejemplo Rufían, el de ERC, porque con ellos para el manage a 30 tambien hay que pactar.

El nuevo spot televisivo que ha interpretado Podemos tuvo ayer una virtud. Poner al descubierto la insensatez global y definitiva, en su más abrupta expresión, del potaje Sánchez pretendía emplatar, envuelto en requiebro de “nouvel cousine” a su partido, en esa su delirante fuga que para el puede suponer sentarse de prestado y con grilletes, en la Moncloa pero que supone la hecatombe final para su partido, que importa lo que menos, porque lo que más es que tal dislate lo que trae como consecuencia inmediata es la vuelta de nuestra economía a los abismos.

Antonio Pérez Henares

Viñeta de #Elsacapuntas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*