RASPUTINESCO

eleccionesrusia

RASPUTINESCO

Que la democracia no son sólo urnas cada equis años lo demuestra la elección de un sátrapa como Putin, con apoyo inmenso de los 110 millones de electores. 18 años de abuso de poder (y los que les rondará) y un declive evidente del país no disuaden a unos rusos que han demostrado ser, mayoritariamente, antidemócratas.

Puro tradicionalismo, por otro lado. La anexión de Crimea, expansionismo nacional-matonista, sirvió para relanzar su popularidad intramuros y dejar acogotada a una UE incapaz del menor rearme moral frente al cínico que juega con ella desde entonces como con un ratón asustado.

Que deba ser la débil Theresa May la que haya tenido que pegar un puñetazo en la mesa ante los manejos rasputinescos demuestra que el Brexit debilita a la enana Bruselas en el escenario global.

Tadeu ( El Mundo )