Reconciliación imposible

pedritorie

Reconciliación imposible

Algo mucho más complicado que la cuadratura del círculo. Por lo que trabaja, lo que busca y ansía, lo que ha escenificado Sánchez es la unidad imposible y la sintonía improbable.

De un lado, la unidad entre los suyos, cuando hemos asistido a un rosario de declaraciones de potentes barones como García-Page o Fernández Vara o la propia Susana Díaz que, en los últimos meses, no han servido sino para cuestionar el liderazgo del candidato a la presidencia del gobierno: para desacreditarlo, para situarlo en la cuerda floja, para hacerle ver y notar la espada de Damocles sobre su testa.

Por otra parte, la sintonía con unos podemitas que han destacado desde el 20-D por plantearle propuestas delirantes y humillantes, improcedentes y ofensivas, hirientes y cargadas de veneno.

Alfonso Merlos ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*