RECUPERAR AL PSOE

psoerosa

RECUPERAR AL PSOE.

Una bue­na par­te de la opi­nión pú­bli­ca es­pa­ño­la, y no ne­ce­sa­ria­men­te los vo­tan­tes del PP, res­pi­ra­ron en la tar­de no­che de ayer más ali­via­dos. La obs­ti­na­ción de Pe­dro Sán­chez aca­bó sien­do la no­ti­cia y la preo­cu­pa­ción al mar­gen de cual­quier otro aná­li­sis. In­quie­ta­ban más su per­so­na­li­dad y su per­fil psi­co­ló­gi­co que el pro­pio idea­rio. Esa con­tu­ma­cia ha de­ja­do dos víc­ti­mas que Es­pa­ña ne­ce­si­ta re­cu­pe­rar: la cre­di­bi­li­dad de la cla­se po­lí­ti­ca en ge­ne­ral, pe­ro muy es­pe­cial­men­te el par­ti­do so­cia­lis­ta. El vie­jo PSOE va a re­que­rir de gran­des do­sis de pru­den­cia y sen­ti­do co­mún pa­ra cau­te­ri­zar las he­ri­das del es­per­pen­to de los úl­ti­mos tiem­pos.

Am­bas vir­tu­des las acre­di­ta el hom­bre en quien han de­po­si­ta­do tem­po­ral­men­te su con­fian­za. Su ex­pe­rien­cia y mo­de­ra­ción ale­ja­rán a una fuer­za po­lí­ti­ca tan re­le­van­te de esa ca­pa­ci­dad de de­for­mar la reali­dad que do­mi­nan los lla­ma­dos «nue­vos po­lí­ti­cos». En to­do ca­so, a Es­pa­ña le ur­ge más que nun­ca un par­ti­do so­cia­lis­ta fuer­te, com­pro­me­ti­do con el in­te­rés ge­ne­ral, de­fen­sor de la uni­dad del país, res­pe­tuo­so con la de­mo­cra­cia y con va­lien­te sen­ti­do de Es­ta­do.

El Astrolabio ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*