Reflexión: Nazismo y Comunismo

comunismokñ

¿ Por qué a prácticamente todo el mundo le parece horrible el nazismo y por contra, al menos a medio mundo (y en España a la inmensa mayoría), el comunismo le parece admirable o cuando menos es condescendiente con éste?. Pues la respuesta es ésta: por una simple cuestión de imagen. El nazismo ha resultado repugnante porque practicamente desde el final de la Segunda Guerra Mundial no hemos dejado de ver las horribles imagenes de los cadáveres y presos en los campos de exterminio nazis, amén de infinidad de películas mostrando las crueldades del nazismo.

Por contra, siendo que el comunismo tiene en su haber más asesinados, e igual o de peor crueldad en sus campos de concentración (que aún existen en China y Corea del Norte, sin contar las cárceles cubanas) pasa por el mundo como una ideología respetable, ya que apenas han sido mostradas las crueldades que, por ejemplo, se cometieron en la U.R.S.S., en China y en las demás tiranías comunistas. Y el número de películas sobre éstos y sus crímenes apenas son una docena y tienes que rastrearlas como el que busca una aguja en un pajar.

Repito, cuestión de imagen: a nadie se le ocurriría ponerse una camiseta con el doctor Mengele, pero en cambio mola ponerse una del Che Guevara; nadie habla de Mao Zedong, ni de Pol Pot, ni de tantos y tantos psicópatas comunistas asesinos de masas.

La batalla de la información la tienen ganada, por eso la palabra comunista suena bien, y nazi suena mal, por eso izquierda tiene timbre guay, y derecha a rancio. Si se desnaturaliza el lenguaje, la guerra está perdida.

Y lo más curioso de todo es que nazismo y comunismo son serpientes que nacen del mismo tronco aberrante: el totalitarismo.( Santiago Soler Bernabeu )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*