Reír y llorar

11012141_10205763480499260_2437433911838414029_n

Oportuna y donde más duele. Una iniciativa que golpea de lleno con el sentido del humor como arma a quienes sólo entienden la semántica de la bronca, del empujón, del desaire. La ironía, la mofa y la befa hace pupa a quienes se dejan la piel y usan su peor cara para presentar como solemnes lo que no terminan siendo sino proyectos de derivadas grotescas. Y ahí vamos a parar con el «caso Mas». Es verdad.

Cuando los monumentos al ridículo se levantan cada día con lamentable énfasis y tienen efectos interplanetarios (¡ay Romeva! ¿para cuándo otra entrevista en la BBC?) la sociedad civil más despierta los ve, los rechaza, siente vergüenza ajena, los denuncia si procede; y termina recurriendo al chiste. Porque bien lo merecen quienes más que esforzarse en defender el interés general emprenden alocadas…

Alfonso Merlos ( La Razón )

Viñeta de Juan Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*