Rivera trata de mejorar su relación con Podemos para no atarse al PP

centristas

Rivera trata de mejorar su relación con Podemos para no atarse al PP.

Ser engullido por el PP o el fantasma de la futura alianza electoral es algo que preocupa en Ciudadanos, ocupado todavía en consolidar su espacio político. El recuerdo del caso de Nick Clegg y de otros partidos liberales que vieron reducido su espacio tras pactar con los partidos conservadores planea sobre la sede de la calle Alcalá, que como el partido al que alberga, se encuentra en la actualidad en obras y terminando su construcción.

Mostrar un perfil diferenciado es el objetivo de Albert Rivera. Pero el vigente acuerdo con Mariano Rajoy no ayuda a lograr ese objetivo. Los datos del CIS han ido demostrando que, paulatinamente, los españoles sitúan al partido cada vez más a la derecha. Y eso preocupa a los estrategas naranjas, que no quieren que su espacio político sea exclusivamente el de los descontentos con el PP.

 Por eso, 2017 ha comenzado evidenciando que Rivera no quiere atarse a ese acuerdo. A la vez que se muestra «satisfecho» con el desarrollo del pacto, en sus últimas comparecencias ha habido un incremento notable en sus referencias a Podemos, y a la posibilidad de que su partido busque acuerdos con ellos y el PSOE para impulsar aquellas medidas a las que no acceda el PP. Aunque desde Ciudadanos insisten en que su prioridad es que las impulse el Gobierno. Es la relación que está más engrasada, pero Rivera quiere visibilizar que su partido no está atado y tiene otras vías de acción.
Víctor Ruiz de Almirón ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*