Sánchez, encerrado en su laberinto

pedroplanta

Sánchez, encerrado en su laberinto.

Era sabido, desde luego, pero otra vez quedó patente, aunque su escenificación sólo pueda suscitar desaliento: la relación de Pedro Sánchez con Mariano Rajoy resulta imposible, ni siquiera guardan las formas. Ya prefieren no disimular. La evidencia de que la conexión personal (y, lo que es peor, política) está hecha añicos llegó en apenas 20 minutos.

En un gesto de desprecio sin precedentes entre líderes políticos españoles, Sánchez tachó de «perfectamente prescindible» el encuentro y se aferró al «no es no». Las cosas están igual que el 27-J, como si nada hubiera pasado desde entonces. «Tengo más razones para votar no», sostuvo el secretario general del PSOE refiriéndose al pacto con C´s que, a sus ojos, «es un acuerdo de Gobierno continuista y conservador».

Antonio Martín Beaumont ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*