Sánchez hace feliz a la derecha

felicidadl

Sánchez hace feliz a la derecha

Electoralmente, quiero decir. Y hasta podría hacerla aún más feliz si consigue ganar las primarias socialistas. Un PSOE liderado de nuevo por Sánchez es un seguro de victoria electoral amplia para el PP, dentro de un año o de cuatro.

Por el momento, esa persistencia en la radicalización del PSOE, ese viaje por España para vender las virtudes de un pacto con Podemos y los independentistas de Tardà, Rufián y compañía, esa obsesión contra la derecha y contra Rajoy, no sólo dificultan la recuperación de la unidad socialista sino que refuerzan la imagen de un PSOE radicalizado y sometido a la presión de Podemos.

Y lo increíble es que hasta podría ganar las primarias porque no sólo él sino el resto de líderes socialistas con su silencio han contribuido a instalar entre los militantes ese discurso de lo deseable de gobernar España con la extrema izquierda y los nacionalistas. A lo que se suma la tardanza de Susana Díaz en salir de una vez a proponer un liderazgo alternativo. No sé si por un manejo prudente y astuto de los tiempos o por miedo. Lo veremos.

Hoy han salido todos en tromba a criticar sus declaraciones ayer en lo de Évole. El problema es que se han pasado casi un año apoyando esos mismos planteamientos y transmitiendo a los ciudadanos y a sus militantes que el PSOE era eso, un partido perdedor que quería impedir el Gobierno del ganador con un pacto con la extrema izquierda y los independntistas. Les costará renovar esa imagen… Para felicidad electoral de la derecha.

Edurne Uriarte ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*