SÁNCHEZ SE QUEDA SOLO

apolla

SÁNCHEZ SE QUEDA SOLO

A Pedro Sánchez le gusta evocar su pasado como jugador de baloncesto para resaltar la importancia del trabajo en equipo. Sin embargo, ni en su anterior etapa al frente del PSOE ni en la actual está demostrando dotes para galvanizar a los suyos y hacer piña.

Todo lo contrario. El partido está muy lejos de restañar sus heridas y divisiones internas. Ferraz ha intentado que se visulizara una imagen de unidad en unas jornadas sobre el buen gobierno en las que se pretendía que participaran todos los ex secretarios generales y barones.

Pero, uno tras otro -Felipe González, Rubalcaba, Ximo Puig o Javier Fernández- están dejando en la estacada a Sánchez. Al final, el invento se le ha vuelto en contra y sólo se visualiza división y creciente soledad del líder.

El Mundo

viñeta de Linda Galmor