Sánchez, triste y solo

astencion

Sánchez, triste y solo

Podría haber sido el presidente del Gobierno que el miércoles celebró la Fiesta Nacional, pero estuvo ausente del acto: ya no pinta nada. En su partido dan por hecho que solo le queda por hacer el gesto de estar ausente cuando los diputados de su grupo se abstengan en la votación de investidura de Mariano Rajoy, a pesar de que Mario Jiménez, el portavoz de la gestora, recordó ayer de que tiene la obligación de aceptar órdenes.

Tampoco dirá que no, piensan los suyos, que suponen que Pedro Sánchez alegará ese día estar enfermo o de viaje. No importará mucho: la gran mayoría de sus compañeros de escaño le están dejando triste y solo.

Curry Valenzuela ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*