SEÑORÍAS….

debatedebote

SEÑORÍAS…

 Me dirijo con este encabezamiento a los miembros de la comisión, no sé si del Senado o del Parlamento (da igual… Son dos caras de la misma moneda falsa), que hoy, jueves 15 de marzo, van a marear la perdiz de los debates bizantinos, como acostumbran, en torno a la reforma o posible abrogación de la llamada “prisión permanente revisable”, estúpido eufemismo que en el sentir del común de las gentes y en román paladino equivale, aunque no del todo, por desgracia, a la cadena perpetua.

     Sean ustedes, Señorías, conscientes del clamor, pues clamor es, que hoy corea la necesidad de mantenerla. Antes del asesinato de Almería hablaban las encuestas de un ochenta por ciento de la ciudadanía; hoy, seguramente, el porcentaje será aún mayor. Nadie cree en la macana de la reinserción social, y aplicada a una psicópata como a todas luces lo es la asesina de Gabriel, menos. En los delitos contra la propiedad cabe el propósito de la enmienda. En los de violencia contra las personas, no. El asesino y el violador siempre reinciden o, como mínimo, tienden a reincidir. Sólo la cadena perpetua garantiza que eso no ocurra.

Quienes en la comisión citada, y en los partidos que en ella cacarean, voten por eliminar la pena en cuestión, que no sólo es de justicia, sino de sentido común, serán coautores pasivos de los crímenes de sangre que en el futuro se perpetren y cómplices del delito de usurpación de la representatividad democrática que las elecciones les atribuyen.

Supongo que ni lo uno ni lo otro les quitarán el sueño, pero acaso sí lo haga la evidencia de que al avalar ese disparate perderán votos.

 Si hiciéramos un referéndum sobre la pena de muerte, ¿qué pasaría?

Pero descuiden: ningún político europeo correrá ese albur.

Fernando Sánchez Dragó ( El Mundo )